AGUILAR. El PP de Aguilar envía este artículo de opinión a www.aguilarnoticias.com. Dice lo siguiente:

Capítulo 1ª .- LA ILUSION

Erase una vez  un bonito pueblo situado en el sur de un, aún mas bonito, país imaginario.

Sus habitantes, eran buenas gentes, dedicadas en su mayoría al cultivo de los fértiles campos que circundaban este pueblo y eran felices con ello, ya que estas eran sus aspiraciones.

Cada habitante, tenía sus ideas sobre su pueblo y el mundo circundante,  tratando de vivir de acuerdo con ellas  y respetando, en lo posible, las ideas del resto de sus vecinos. Cuando surgían diferencias entre ellos, las discutían en las tabernas y casi siempre llegaban a un acuerdo, que no satisfacía a casi nadie, pero les servía para convivir diariamente en paz.

Con el paso del tiempo, empezaron a agruparse los que pensaban de forma parecida o tenían intereses comunes, reuniéndose todos ellos en la misma taberna, alrededor de un tabernero al que consideraban su líder y amigo.

Estos líderes, mantenían a su clientela entretenida y contenta, a base de contar a cada uno las noticias que quería oír, con independencia de la veracidad de las mismas y regando, de vez en cuando, con dádivas e invitaciones, a esta clientela para que le fuera fiel.

Uno de estos taberneros, orondo y jovial, tuvo, un día, una gran idea, que transmitió inmediatamente a su clientela: Debemos hacer algo sonado para atraer, a nuestra taberna, a los clientes de todas las demás, de esta manera, todos en el pueblo terminaran pensando como nosotros y de esta forma todos seremos más felices.

Todos se pusieron a pensar que sería eso tan sonado que haría a todos los habitantes del pueblo acudir, sólo a su taberna. Se barajaron multitud de ideas, pero al final la idea definitiva la aportó de nuevo el tabernero orondo y jovial:  TRAIGAMOS AL PUEBLO UNA MINA DE ORO.

Contaremos a todos los habitantes del pueblo, que se harán ricos trabajando en la MINA, de esta forma todos acudirán inmediatamente a nuestra taberna y se pondrán a nuestro lado. Esta mina traerá el progreso y el futuro a nuestro pueblo. Además tenemos el apoyo de los taberneros de la  GRAN TABERNA regional.

Esta idea causó estupor entre su clientela y la de las demás tabernas, alguien preguntó: ¿Por qué en este pueblo, si aquí no hay oro? ¿Dónde vamos a conseguir dinero para abrir esta mina? ¿Quién va a dirigir la MINA?

Además, al lanzar esta idea se armó un gran revuelo en toda la comarca, todos los pueblos querían esa MINA, nadie entendía por qué esa MINA se iba a llevar a un pueblo distinto del suyo.

A  pesar de todo ello, se decidió traer la MINA DE ORO a nuestro pueblo y se convocó un concurso de ideas en la taberna para ver como se realizaba este proyecto.

Alguien sugirió que, en vez de este concurso de ideas, lo mejor era acudir a un viejo manual de procedimientos que se custodiaba en la taberna y que ya había sido usado, con éxito,en muchos casos,  y en el que todo estaba perfectamente detallado:

Punto 1.-   Los terrenos para abrir la MINA, deberán adquirirse a algún cliente de nuestra taberna o a algún familiar del mismo, así es más fácil y se evitan tramites. Es conveniente, por cortesía, adquirir también algunos terrenos cercanos a los clientes de otras tabernas, aunque sin pagarlos hasta que la MINA esté explotación.

Punto 2.-   El proyecto para instalar y explotar la MINA, deberá encargarse a alguna persona amiga y que no se interese por la existencia o no de oro en la zona donde se ubicará.

Punto 3.- El dinero necesario para traer la MINA se sacará a los bancos y entidades ultrapirenaicas, que  lo darán  inmediatamente, ya que les sobra y no saben en que emplearlo, por eso tampoco se enfadarán si no se les devuelve. En toda caso, todos los habitantes del pueblo serán los únicos responsables de su devolución si algo falla.

Punto 4.- Para asegurar la viabilidad de la MINA, se regalará una pequeña participación en la misma al Consorcio del Oro, que no dudará en apoyar este proyecto.

Punto 5.-La propiedad de la MINA será compartida por los habitantes del pueblo donde se ubica y la Gran Taberna regional, a la que hay que agradecer de esta forma su apoyo.

Punto 6.- Se creará una fuerte estructura de personal , con una muy importante remuneración, con la intención de alargar, lo más posible, la apertura de la MINA, de la que formarán parte los clientes de nuestra taberna, más ligados al proyecto.

Este viejo manual fue aprobado por aclamación entre los clientes de la taberna y se decidió poner en marcha  todos sus puntos con carácter inmediato, en esta euforia participaron también algunos clientes de otras tabernas y los taberneros de la GRAN TABERNA.

El dinero acudió de inmediato y las obras de apertura de la MINA DE ORO comenzaron, inaugurándose este hecho con grandes fastos, presididos por los el tabernero orondo y jovial  y los taberneros de la GRAN TABERNA.

Todo el mundo estaba contento, las demás tabernas del pueblo, casi se quedan vacías y un buen número de habitantes del pueblo, se apuntan a las listas para hacerse ricos sacando oro en la MINA, el día que empiece a funcionar.

Se había conseguido el objetivo por el que tanto se había soñado, la taberna promotora de la MINA DE ORO, había ganado, los habitantes del pueblo aclamaron  al  tabernero y eligieron a su candidato  para que los dirigieran.

Casi todo el pueblo era feliz, el agujero de la MINA DE ORO, iba tomando forma y creciendo, pocos se asomaban a él por temor a caer dentro y el punto 6 del manual se aplica inexorablemente, con éxito.

Capítulo 2ª .-  LA DESILUSION

Han pasado ya once años desde que comenzó el desarrollo e implantación de traer al pueblo una MINA DE ORO.

Como alguien apuntó al comienzo, en este pueblo no había ORO por tanto el proyecto era inviable.

El dinero conseguido se acabó enseguida y las obras de la MINA, en unos meses se paralizaron , aunque por algún motivo desconocido, quedó lo suficiente para mantener la estructura de personal creada.

Los clientes, de todas las tabernas, siguen preguntándose por qué diablos no funciona ya la MINA DE ORO.

El tabernero orondo, ya no es jovial, sino taciturno.

En la taberna promotora de la idea, nadie explica nada de esta situación ni a sus clientes ni a los de las demás tabernas, circulando entre el resto de taberneros, rumores  de que existe algún acuerdo oculto con la GRAN TABERNA, para salvar la responsabilidad de esta.

La estructura de personal creada desapareció y con ella los últimos dineros que quedaban, aunque dicen las malas lenguas que se han olvidado en los cajones un montón de deudas pendientes de pago.

El candidato que dejo el tabernero, defendiendo los intereses de su taberna también se ha marchado, dejando en su lugar a una persona sencilla, que tratará de prolongar esta situación.

Ya sabemos que las MINAS DE ORO no explotan, pero algo hay en el ambiente que nos puede hacer sospechar, que esta si lo hará.

Esa explosión alcanzará:   ¿al tabernero orondo?  ¿a su candidato?  ¿a todos  los clientes de esa taberna?  ¿a algunos de ellos?  ¿a la persona sencilla?, lo que sí parece seguro es que los destrozos de la explosión tendrán que pagarlos todos los clientes y no clientes de las tabernas de este bonito pueblo, de hecho ya los están pagando y la última persona que quede, con responsabilidades en el momento de la explosión, será la más perjudicada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here