90.000 firmas apoyan ya la solicitud de un tratamiento para la aguilarense Teresa Muñoz

0
792

Pinchando arriba puede ver la entrevista íntegra emitida por AGUILAR TV (Grupo Comunica) el pasado 23 de diciembre.

JESÚS PRIETO

AGUILAR. La familia de la mujer aguilarense Teresa Muñoz ha conseguido ya casi 90.000 apoyos en la plataforma Change.org para solicitar al Servicio Andaluz de Salud que autorice a la Dirección Médica del Hospital Reina Sofía de Córdoba para que vuelvan a recetar el medicamento contra la esclerosis múltiple que padece la mujer desde el año 2017.

La campaña de recogida de firmas se inició el 4 de enero y en tan solo cuatro días ha batido un auténtico récord de apoyos según han puesto de manifiesto en la propia plataforma. Muy pocas solicitudes de apoyo en España han conseguido en tan poco tiempo un número tan grande de adhesiones.

Durante los últimos días han solicitado una reunión con el consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, para hacerle llegar de primera mano la difícil situación que están atravesando.

Tal y como avanzó AGUILAR TELEVISIÓN y AGUILAR NOTICIAS el pasado 23 de diciembre Teresa Muñoz es una enferma de esclerosis múltiple primaria y progresiva que estuvo recibiendo durante dos años tratamiento con Ocrelizumab pero a principios de 2020 se le suprimió porque, según indican en la petición “es demasiado mayor y ese tratamiento solo se da a menores de 55 años”.

Su familia reitera que el Ocrelizumab es el único fármaco autorizado para el tipo de esclerosis que padece y ha demostrado su eficacia para frenar la progresión de la discapacidad en estos pacientes. En febrero del año pasado el personal médico que la atendía le comunicó que no podrían seguir dándole ese tratamiento porque no está financiado para mayores de 55.

A pesar de suprimirlo, indican, “no nos ofrecieron ninguna otra alternativa que ayude a estabilizar la enfermedad”.

Por este motivo desde febrero pasado su calidad de vida ha empeorado notablemente y está perdiendo el equilibrio a pasos agigantados. También está perdiendo la sensibilidad y el deterioro sigue avanzando día tras día.

Al parecer cada dosis de este tratamiento cuesta entre 6.000 y 8.000 euros. Una cantidad que la familia no puede asumir.

Ni la propia enferma ni su familia entienden cómo después de habérselo dado durante dos años, decidieran quitárselo. Este periódico se ha puesto ha intentado recabar la opinión sobre este asunto del hospital Reina Sofía y de Salud pero, de momento, no ha habido pronunciamiento.

Según pudo averiguar la familia, existe una posibilidad de aplicar este medicamente pese a la negativa del Servicio Andaluz de Salud.  Así han podido constatarlo después de recibir el asesoramiento de la Asociación de Esclerosis de Córdoba y de la Federación Andaluza. Los servicios jurídicos de estos colectivos entienden que el Real Decreto 1015 / 2009 permite establecer excepciones para su aplicación como uso alternativo en casos que, como el de Teresa Muñoz, no exista ningún otro tratamiento específico para la enfermedad.

Desde la sanidad pública no han tenido en cuenta ninguno de estos requerimientos que la familia ha hecho tanto de manera verbal como escrita.

Y lo que duele mucho más, mantienen, “es que para otros tipos de esclerosis no haya limitación de edad en el tratamiento y que el mismo tipo de esclerosis que padece mi madre se esté tratando con Ocrelizumab en mayores de 55 años en comunidades como Cataluña”.

Esto hace pensar a la familia de Teresa que “hay lugares en los que se lucha por el paciente y se buscan soluciones, unas soluciones que también pueden encontrarse en Andalucía”. “No todo-añaden- puede basarse en criterios económicos porque ¿cuánto vale la vida de una persona y su calidad de vida?”

LES INFORMA AGUILAR TELEVISIÓN GRUPO COMUNICA. ABÓNESE A NUESTROS SERVICIOS DE TELEVISIÓN, TELEFONÍA E INTERNET. ESTAMOS EN LLANO BAJO. TELÉFONO 957689109.

 

 

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.