El trágico final de Jordi…

0
6577
El accidente ocurrió en las inmediaciones de la Fuente la Higuera

AGUILAR. A veces la vida tiene carambolas trágicas. Y precisamente una de esas carambolas ha hecho protagonista a un hombre que era ya una figura habitual en las calles de Aguilar durante los últimos tiempos. Se trata de Jordi, un hombre catalán de 41 años, que solía pedir dinero y alimentos en la calle Moralejo, justo enfrente de la iglesia de las Descalzas. También se le podía ver en la puerta de las iglesias a la entrada y salida de las distintas misas. O incluso durmiendo en el soportal de la sucursal de La Caixa en calle Moralejo  o en el quiosco de la música del Llano de las Coronadas.

El destino le tenía fraguado un triste final. Y es que la noche del pasado miércoles, a eso de las 23.10 horas, fue atropellado por un autobús a la altura de la Fuente de la Higuera en la carretera que une Aguilar y Montilla.

Durante los últimos meses era corriente que hiciera este trayecto a pie ya de noche. Muchos conductores lo veían andando en dirección a Montilla cada día sobre las diez o diez y media de la noche.

Y la noche del siete de diciembre también estaba realizando ese trayecto a pie cuando, por causas que se desconocen, un autobús que también circulaba en dirección a Montilla lo atropelló. El resultado fue fatal y Jordi murió en el acto.

Hasta el lugar del suceso se trasladaron efectivos de Policía Local, Guardia Civil y Emergencias Sanitarias del 061. Solo pudieron certificar su defunción.

Un fatal desenlace para una vida que, seguramente, tampoco fue nada fácil y que en algún momento se torció de mala manera. Una vida que le fraguó un carácter especial. Seguro que muchos lo van a echar en falta en sus lugares de costumbre. Sólo queda esperar que descanse en paz.

LES INFORMA AGUILAR TELEVISIÓN GRUPO COMUNICA. ABÓNESE A NUESTROS SERVICIOS DE TELEVISION, TELEFONIA E INTERNET. ESTAMOS EN LLANO BAJO. TELÉFONO 957689109.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.